Adn

Es el centro de nuestra vida, enseñanza y fe. Esto tiene que ver con una enseñanza y exposición bíblica sencilla orientada a la vida.

Es nuestra más alta prioridad – no es sólo cantar, pero no es menos que eso. Tiene que ver con la adoración habitual corporativa que es personal, íntima y que no es manipuladora.

Deben ser identificados, provocados y ejercidos para el bien común. Debemos estar más basados en los dones que en la organización.

Son la estructura básica de la iglesia; el lugar de pertenencia, de relaciones, de apertura, de crecimiento, de discipulado y de práctica del ministerio.

Debería ser una práctica habitual de misericordia en términos de alimentar, vestir, ayudar, servir, etc.

Las señales y maravillas son una parte normal y habitual de la vida de iglesia para practicar el ministerio de compasión y poder, en función de sanar a los enfermos y quebrantados, echar fuera demonios y hacer las obras sobrenaturales de Dios.

Está en el corazón del llamado de la Viña. Cada iglesia debe tener una visión para crecer, multiplicarse y tocar otras partes del mundo. John siempre decía que la mejor forma de evangelizar es plantar una nueva iglesia.

.

Se les debe amar, respetar y trabajar con ellas, porque todas somos parte del único Cuerpo de Cristo. Debemos buscar tener buenas relaciones con las iglesias en general.

.

Es el llamado de todo creyente – para traer a otros a Cristo mediante amistades, encuentros de poder, y otros programas de evangelismo. El verdadero crecimiento de la iglesia significa alcanzar a los que están en el mundo y avanzar en el Reino de Dios.

.

En áreas como: discipulado, ministerio, servicio, ofrendar, finanzas, familia, etc. es fundamental a nuestra existencia como iglesia y para el trabajo del ministerio en todos sus aspectos, y también para la vida misma.

.